Entradas

Una noche

Las ideas son complicadas en mi cabeza, y en ocasiones, me nublan el pensamiento;  no quiero hacer nada, salvo callar  esas emociones equivocadas que se encuentran enrevesadas  por las esquinas de mi templo.
Los sentimientos colapsan, las neuras se disparan, las lagrimas brotan mezcla de dolor, rabia e ira, sin dejar atrás mentiras que uno mismo cree, que uno mismo crea sin saber bien por qué.
Tan sólo quiero arrancar de dentro este dolor, aliviar mi mente, sentir el descanso pleno, esa sensación que te provoca el sol de invierno a las 16:00 tomando un café frente al mar...
yo no quiero soluciones, sólo quiero, sentir la paz por dentro y equilibrio, entre otras razones que nadie ofrece primero.

Aquí de Nuevo

De nuevo frente al mar, de nuevo frente a mis palabras; aquí, ahora mismo, con el sol caliente sobre mis manos  y el mar delante sonando, las olas mueren en la orilla mientras todo sigue pasando.
De nuevo me enfrento a mis pensamientos más oscuros, en pos de una verdad indomable, aquí me hallo, buscando soluciones y responsables,  a mis cables cruzados deshilachados e hilarantes.
El aire es limpio, la música suena de fondo, todo habla de ti en este preciso momento, lo que le da sentido a todo, lo que me mantiene vivo la luz que desde dentro se proyecta y noto que contigo sigo el hilo.
La luz, el hielo que se derrite en el vaso, el limón que se ahoga, el olor que trae el viento, un instante divino, un rato de silencio, un puñado de palabras que me hacen sentir cómo hacía mucho tiempo...
Un silencio para mí... Heme aquí de nuevo.

La desesperación infinita

Despertarte con el alma entrecortada, con la respiración en entredicho, mientras de sudores se empapa tu cuerpo en el sin vivir de los escalofríos.
En la desesperación infinita,  de la promesa de un cambio tardío, de entre la nobleza y la maravilla, que no crece y se oculta tras el armadillo.
Amarillo en la lejanía, empieza con la bola de fuego; tanto en la mañana clara, como en la distante huella que dejas en mi cama.

What If ... (y sí...)

Imagen
x-¿y si nos damos tu y yo esa segunda oportunidad?
x-¿y si de momento volvemos a ilusionarnos dejando ya todo atrás? Para empezar de nuevo me refiero.
x-¿Y si ahora mismo yo te besara? Pero no besarte los labios, sino besarte el alma, besarte en el intelecto de una forma ácida que te despierte de nuevo el nervio y el duende que tu tenías.

y- ¿y si no? ¿y si mejor dejarlo todo así para no sufrir de nuevo? Me cuesta negarme al sentimiento abierto pero me aterra la posibilidad de caerme sobre mis rodillas ante tu brecha. Ya no me duele el recuerdo, es más, creo que podría estar preparado para lo nuevo, no hay cicatrices que me traumaticen ni viejas historias que me sigan. Pero siempre queda el pero... Aunque... y sí...



El cierre de este bog

Este blog se cierra, cómo el que cierra una puerta tras de sí. Dejo atrás la negación a la vida y no voy a negarme ser yo mismo. No quiero ser un individuo que se mueve en el agua de las oportunidades y los intereses, quiero ser coherente, pero al menos vivir fiel a lo que mi experiencia me dicta.
No puedo continuar con esta derrota, de no ser yo, de ser otro o huir de mis motivaciones; yo no nací oveja, nací del viento. Por lo que no quiero encomendarme a otra cosa que no sea la humanidad que en mi vive, en la admiración que me supone verla en los demás y en la misma vida.
Cierro el blog, una etapa de mi vida, un ciclo de pensamientos que han sido el nacimiento de lo que hoy pienso. Aquí sigo, vivo, tras etapas en las que me sentí frío, pero aquí sigo, apurando hasta el último segundo de esta gran fiesta.
Por siempre jamás, te abandono
Por el resto de la eternidad, sigo con mi coherencia

Testimonio

Hoy resucito con toda tu vida, sin mirar atrás en la muerte, purgando todos mis recuerdos y culpas ante tu mirada inminente.
En este día, limpio mi sangre con la esperanza, con las ganas de comienzo nuevo y profundidad en el alma.
Mi nueva a llegado, ha calado y sobrevivido a todos los pros y los contras acaecidos sin diagnostico ni crítica, con la verdad de los ojos con la cálida luz del corazón, así de esa forma tan noble resucito yo.
De cuando en cuando me arrugo, y el viento me seca como a las banderas que reposan en los estandartes para una vez más hondear con fuerza. Nadie puede con la vida, siempre se supera la flaqueza aunque sea lo último que te queda.

A mí desconocida

A mi querida desconocida, la que aún no ha llegado y con ganas espero; a ti cariño, mi amor, mi vida, mi alma y sin más dilación mi compañera; a ti te ando esperando con ojos de niños y corazón puro, porque sin conocerte te echo de menos y aún sin probar tu boca estoy sediento de tus besos.
Anhelo el momento en el que sorpresiva yo te encuentre, en que nuestros caminos se condensen por el mismo cauce de acontecimientos; en estos momentos yo te busco y no te encuentro, dando lugar a vanos y frustrados intentos que se ahogan en un precipicio, uno sobre otro.
Mi desconocida, futura reina que desfila sobre alfombra roja, de trompetas y cornetas, a ti mi amor, te quiero respirar, como mi canto de vida en esta tierra.
Amanece y anochece sin tu piel aún.